Piel de los párpados muy irritada y dolorosa

Laura (Fiumicino, Italy) pregunta:

Saludos. Soy Laura, tengo 25 años y vivo en Roma. Hace unas semanas, noté la piel de las ojeras muy áspera, pero no le di importancia. Quizás como viajo mucho, el cambio de clima de España a Italia, me a afectado en la piel. Pues bien, me levanto una mañana y mi sorpresa es en que tengo las ojeras en carne viva, me escuecen y al tacto se siente como un micro granulado. Me dirigí a la farmacia y me recetaron una crema de caléndula, que me a calmado bastante. Pasaron dos dias y ya deje de usarla, aunque toda la piel de la cara, la sentía áspera aún, pero ya no tenía ese rojo y ese dolor. La sorpresa cuando me e ido a mirar al espejo al sentir un ardor y otra vez a vuelto a aparecer. Tenía en mente que quizás era el maquillaje, pero uso el mismo de siempre.
Que creen que me sucede? Es bastante molesto, ya que escuece y no puedo maquillarme. También comentar que al poner crema, o maquillaje, se queda ahí como a trozos… No se llega a absorber bien y me escuece mucho la crema. Les adjunto unas fotografías hechas con el iPhone a ver si pueden ayudarme. Gracias de antemano!😘

El Dermatólogo responde:

Debemos valorar unas cuantas posibilidades diagnósticas:

1- Un eczema irritativo primario produce una sintomatología de esta naturaleza y se caracteriza, sobre todo, por la rapidez con que se manifiesta. Es una reacción casi inmediata de la piel ante un contactante nocivo para ella (algo así como una quemadura). Los productos más frecuentes en relación con el área palpebral (blefaritis) son los cosméticos, fragancias, pólenes, contaminación química irritativa del aire, exposición intensa a la radiación solar, material de gafas, fibras textiles del antifaz de descanso utilizado en viajes aéreos,etc.

2- El eczema alérgico de contacto provoca una reacción y sintomatología similar pero suele haber algún antecedente o situación anterior de idénticas características que la persona puede llegar a identificar. Por ejemplo, haber presentado algún episodio eczematoso similar con determinadas ropas acrílicas de la ropa interior o pijama, que actuarían como material alergénico. Los variados elementos causales son superponibles al proceso anterior pero los síntomas no se presentarían de forma tan brusca o inmediata.

3- La blefaritis o eczema atópico palpebral está causado por una variedad de factores más amplia que las anteriores, que serían la consecuencia de una especial sensibilidad cutánea ante causas diversas que, además de actuar como contactantes nocivos externos para una zona tan delicada como los párpados, podrían ser el reflejo de un conflicto «interno», como un proceso vírico gripal, disfunciones digestivas, desarreglos hormonales, situaciones de estrés emocional, etc.

El tratamiento a seguir que su Dermatólogo valorará sería común en todos estos casos, con la aplicación cada noche de una crema de hidrocortisona con aceite de borraja, camomila y aloe vera que podría asociarse al uso de un fotoprotector solar durante el dia y a la toma de un antihistamínico oral. Estaría indicado, si las circunstancias lo aconsejaran, realizar unos patch-test de alergia para detectar posibles alergenos sensibilizantes en prevención de futuros rebrotes.