Sus problemas de la piel, bien explicados.

Erupción vesiculosa en la entrepierna.

Gabriella P (Yucatán México) pregunta:

Hola! Pues el Domingo Despues de bañarme, me di cuenta de que tenía unos granitos, ajá tipo erupciones, como rozaduras en la entrepierna, y si me picaba un poco yo lo atribuyo a que fue por la toalla femenina que estuve usando, ya que en ocasiones anteriores, me causan rozaduras y así. Bueno al otro día viaje y etc. Cuando me bañé vi que eran más como tipo ampollas, tenían como agua dentro pero eran pequeñitas, y no me dolía ni nada, y hoy, me di cuenta de que ya se “reventaron” por así decirlo, y ahora están como si tuvieran costritas blancas y así. No sé que sea, y no he ido a consultar, no sé si es por la ropa que uso, o por las mismas toallas femeninas. O por el uso de la rasuradora O que sea otra cosa como una ETS, a lo cual no se si sea posible porque ya tenía varias semanas como 2 o 3 que no he mantenido relaciones sexuales
Ayuda!

Genero: Mujer
Edad: 21
Tipo lesión: No estoy seguro/a
Forma: Circulares
Tamaño: Pequeñas
Textura: Secas
Zonas: En la entrepierna. Muslo interno
Desde hace cuanto: Desde el domingo. Hace 4 días

Sintomas principales:
No pica ni molesta

El Dermatólogo responde:

Unas lesiones vesiculosas que en pocos dias comienzan a modificarse por si solas y sin tratamiento alguno suelen corresponder a  varias posibilidades causales:
1 – El eczema irritativo primario o alérgico de contacto es debido a la influencia de ropas sintéticas, cosméticos, jabones, detergentes,…a lo que suele sumarse el efecto negativo del roce y la maceración en personas atópicas o de piel delicada y reactiva.
2 – Una picadura de insecto o el roce de determinadas plantas, así como una sobreexposición solar podrían actuar  de forma traumática y dar lugar a estas reacciones cutáneas.
3 – Por último debemos considerar que se trate de una infección por el virus del herpes simple, proceso que siempre se acompaña de picor o ardor y la aparición de vesículas o pequeñas ampollitas y de un eritema o enrojecimiento con posterior secado y descamación. Tal dermatosis se puede localizar en distintas zonas del cuerpo, aunque es más frecuente en cara y genitales, según sea el tipo 1 o la variante 2. Esta última es una potencial enfermedad de transmisión sexual o ETS y siempre se comprueba la existencia de lesiones similares en la pareja.
El tratamiento más eficaz sería la aplicación nocturna de una crema magistral a base de hidrocortisona+alantoina+aciclovir+mupirocina y el estudio evolutivo de las lesiones que, en el caso de una infección herpética, suele rebrotar.